Si no te gusta el ajo crudo o si te encanta el ajo pruébalo asado. El sabor es delicioso, mezclado con mantequilla para untar sobre el pan, en los aderezos o en las cremas como el hummus. Se prepara así: Pela  las cáscaras delgadas del ajo  y córtale el tallo para exponer un poquito los dientes(…)

More